miércoles, 20 de abril de 2011

CLASE SOBRE EL SISTEMA RESPIRATORIO

OBJETIVOS
Identificar los principales órganos del sistema respiratorio, sus funciones e implicación en la salud humana.
Reconocer las principales alteraciones del sistema respiratorio y su repercusión en la realización de actividades físicas.
Determinar pautas de seguimiento para mantener en óptimo estado el sistema respiratorio

INTRODUCCIÓN

El termino respiración, sirve para designar el proceso fisiológico, por el cual tomamos oxígeno del medio que nos rodea y eliminamos el dióxido de carbono de la sangre (conocido como respiración externa). Pero también sirve para designar el proceso de liberación de energía por parte de las células, procedente de la combustión de moléculas como los hidratos de carbono y las grasas (respiración interna)
Se puede decir que la respiración externa es imprescindible para que tenga lugar la interna. Además necesitamos respirar continuamente ya que nuestras células necesitan el oxígeno y sin él mueren, y la muerte de nuestras células nos conduce a la nuestra propia.
Pero el sistema respiratorio no actúa por si solo en todo el proceso respiratorio. Éste es ayudado en gran medida por el sistema circulatorio, que es quien se encarga de transportar el oxigeno hasta las células y recoger el anhídrido carbónico de las mismas.


VÍAS RESPIRATORIAS

Las vías respiratorias son el camino por el que el aire entra en los pulmones. Son las siguientes:
Fosas nasales:
Son dos cavidades situadas en el interior de la nariz y separadas por el hueso vómer. En su interior se encuentra una mucosa denominada pituitaria. Posee glándulas que segregan mucus que atrapan partículas nocivas para el organismo que floten en el aire. La función de las fosas nasales es humidificar, filtrar y calentar el aire inspirado de modo que llegue perfectamente acondicionado a los pulmones. La filtración es llevada a cabo por los pelos existentes en la entrada de la nariz, ya que atrapan las partículas más voluminosas, y por otro fenómeno llamado atrapamiento por turbulencia, por el cual las partículas son retenidas en las diferentes angosturas existentes en las vías nasales. Además el aire es calentado en las fosas nasales hasta una temperatura de 20-25ºc para evitar que llegue excesivamente frio a los pulmones.

Faringe:
Cuando el aire es filtrado, calentado y humedecido, pasa a la faringe, una cavidad común al aparato respiratorio y al aparato digestivo que consigue separar el camino de los alimentos, del camino del aire mediante la epiglotis, que funciona como una válvula.
En los lados y en el techo, estas las adenoides y las amígdalas que se encargan de destruir las partículas que lleguen y que estén atrapadas en el mucus.

Laringe:
Tiene estructura cartilaginosa y comunica con la faringe por la parte superior y con la tráquea por la inferior. Es el órgano en el que se produce la voz, mediante unos repliegues musculares hallados en su interior, llamados cuerdos vocal, y gracias también a que la boca, la lengua, las fosas nasales, la laringe y la tráquea, actúan como caja de resonancia. La laringe está sujeta por medio de ligamentos al hueso hioides, situado en la base de la lengua.

Tráquea, bronquios y bronquíolos:
Parte del aparato respiratorio que se encuentra entre la laringe y los bronquios, y se sitúa por delante del esófago. La tráquea está formada por numerosos hemianillos cartilaginosos, abiertos por su parte dorsal, que es adyacente al esófago. Estos anillos se distribuyen unos sobre otros y están unidos por tejido muscular y fibroso. En el ser humano, la tráquea tiene una longitud de 10 cm y 2,5 cm de diámetro. Su superficie interna está revestida por una membrana mucosa ciliada, cuyos cilios vibran al unísono para que la mucosa que atrapa las partículas nocivas, sea arrastrada hasta la laringe donde será expulsada al exterior o tragada. La tráquea es muy susceptible a infecciones respiratorias.
Los bronquios resultan de la división en 2 partes de la tráquea, por lo que tienen su misma estructura. A su vez los bronquios se ramifican en los pulmones dando origen a los bronquíolos cada uno de los cuales continúa ramificándose hasta que se llega al alvéolo pulmonar, cuya pared es una finísima membrana que separa el aire de la sangre y constituye el punto de unión entre el aparato respiratorio y el aparato circulatorio.

Los pulmones:

Son los órganos fundamentales de la respiración, situados en la cavidad torácica (costillas, esternón y columna vertebral) a ambos lados del corazón en cuya base se encuentra la membrana muscular conocida como diafragma; lo separa el espacio denominado mediastino. El pulmón derecho se divide en tres lóbulos y el izquierdo en dos (debido a la presencia del corazón) cada lóbulo presenta una serie de secciones denominadas segmentos. Están rodeados por una membrana llamada pleura, con dos capas separadas por el espacio pleural:
• pleura visceral: interna y unida a los pulmones.
• pleura parietal: por fuera de la pleura visceral y en contacto con la cavidad torácica.
En ciertos casos el espacio pleural puede llenarse de líquido o aire provocando un trastorno denominado pleuresía.

LA RESPIRACIÓN

Alveolización:
Los bronquios se dividen en ramificaciones, formando los bronquíolos de paredes más finas, y sustituye el epitelio ciliado por una capa de células planas.
Las ramificaciones finales de los bronquíolos concluyen en los alvéolos pulmonares. La Alveolización proporciona al pulmón una superficie de unos 100 m2 para el intercambio de gases.

El intercambio gaseoso:
Se produce entre el aire inspirado y la sangre. Tiene lugar a través de la mucosa de los alvéolos y la pared de los capilares que forma una red alrededor, aproximadamente en una fracción de segundo.
El oxígeno se extiende en el torrente sanguíneo donde es captado por la hemoglobina de los hematíes que se transforma en oxihemoglobina. A la vez se libera anhídrido carbónico, recogido por la sangre en los tejidos y disuelto en el plasma. Así en un estado natural de reposo se ponen en contacto al mínimo 5 litros de sangre con 4 litros de aire.

Ventilación pulmonar:
La ventilación consiste en la renovación constante del aire que está en contacto con las paredes alveolares.
La respiración se realiza a partir de dos movimientos, continuos y alternados, la inspiración y la expiración.
• la inspiración permite la entrada de aire a los pulmones, en este movimiento se contraen los músculos intercostales y el diafragma.
De esta manera, se aumenta la dimensión de la caja toráxica: los pulmones se inflan al recibir el aire que entra.
• la expiración permite la salida del aire de los pulmones. es un movimiento pasivo, por el cual, los músculos intercostales y el diafragma se relajan, disminuyendo las dimensiones de la caja toráxica. los pulmones, por su naturaleza elástica, se contraen y expulsan el aire al exterior. si la espiración es forzada, expulsamos mayor cantidad de aire porque actúan los abdominales y los músculos intercostales.

MOVIMIENTOS RESPIRATORIOS

Inspiración y expiración tienen por efecto renovar constantemente el aire de las cavidades respiratorias. Por cada inspiración se introducen 500 ml de aire.


Volúmenes respiratorios:
• volumen basal (vb): es de unos 500 ml e indica la cantidad de aire que, en condiciones de reposo, se intercambia durante una respiración normal.
• volumen inspiratorio de reserva (vir): es de unos 3 litros, que resultan del aumento adicional, además de los 500 ml, cuando se realiza una inspiración forzada.
• volumen expiatorio de reserva (ver): es aproximadamente de 1litro, que es la cantidad adicional que podemos expulsar durante una espiración forzada.
• volumen residual (vr): supone aprox. 1.5 litros de aire que permanecen en los conductos respiratorios y no se pueden expulsar, aunque realicemos un espiración forzada.

FORMAS INUSUALES DE RESPIRACIÓN

La tos:
Es una espiración brusca y ruidosa del aire contenido en los pulmones, producida por la irritación de las vías respiratorias o por la acción refleja de algún trastorno nervioso, gástrico.
El estornudo:
Se produce como respuesta a la irritación de la mucosa nasal, ya sea por partículas de polvo, olores intensos y penetrantes o fragmentos de epitelio dañado en una infección vírica como la gripe.
El hipo:
Contracción involuntaria del diafragma que se acompaña de una contracción de la laringe y de un cierre de la glotis que evitan la inspiración de aire. El hipo leve, por lo general, se inicia de forma espontánea, dura sólo unos cuantos minutos y se debe a pequeñas alteraciones del estómago, desapareciendo por sí solo sin tratamiento. El co2 en concentración del 10 por ciento suprime el hipo.
El bostezo:
Está relacionado con el sueño y el aburrimiento, aunque podría ser una forma de aumentar el suministro de sangre al cerebro, ya que aumenta momentáneamente el ritmo cardiaco.
El suspiro:
Es lo contrario al bostezo, pero expulsamos el aire en lugar de absorberlo.
La risa:
La risa comprende una sucesión de espiraciones débiles e intermitentes.
Control de los movimientos respiratorios:
La producción rítmica de los movimientos de la respiración es controlada por el bulbo raquídeo (parte del encéfalo), el cual mantiene el ciclo inspiración-expiración. Este centro nervioso envía impulsos a los músculos intercostales y al diafragma, los que se contraen y causan la expansión de la caja torácica. Cuando los pulmones se llenan con el aire inspirado, los nervios correspondientes generan impulsos, que provocan la inhibición del centro respiratorio, el bulbo deja de mandar mensajes al diafragma y músculos intercostales, los cuales se relajan y dan lugar a la expiración.

ENFERMEDADES

Los pulmones, así como la mayoría de las partes del cuerpo, son sensibles al medio ambiente. Los agentes bacterianos o virales que se encuentran en el aire o que otras personas transmiten afectan el normal funcionamiento de estos órganos vitales.
El centro respiratorio es muy sensible a la contaminación de dióxido de carbono en la sangre. Si la concentración aumenta, el centro respiratorio acrecienta el envío de impulsos nerviosos a los músculos de la respiración y, de inmediato, las inspiraciones se hacen más frecuentes y profundas.
• neumonía: es una infección aguda de los espacios alveolares, causada por bacterias patógenas y virus. si la infección se circunscribe a los alvéolos contiguos a los bronquios, se denomina bronconeumonía.
• tuberculosis pulmonar: llamada antiguamente tisis, es causada por el bacilo de koch, y se propaga a través del aire, por la tos y el estornudo.
• asma bronquial: es la contracción involuntaria de los músculos de las paredes bronquiales. se presenta con gran cantidad de secreción de mucus. además provoca una insuficiente función del alvéolo.
• enfisema: es una enfermedad que afecta, especialmente, a las personas fumadoras y a las que viven en ciudades con el aire muy contaminado. una persona que sufre de enfisema, no puede exhalar cantidades normales de aire, porque ha perdido la elasticidad de sus pulmones.
• cáncer pulmonar: es causado, probablemente, por factores ambientales, siendo el consumo de cigarrillos un factor primordial.

CUIDADOS DEL SISTEMA RESPIRATORIO

Una de las formas efectivas para que nuestro sistema respiratorio funcione bien, es el aspirar y exhalar profundamente.
Aprender a respirar bien es muy importante y pocas personas lo hacen. Cuando se respira superficialmente se reduce la cantidad de oxígeno y eso ocasiona cansancio y nerviosismo.
Sigue estas reglas y te vas a sentir mejor:
- respira fuerte y por la nariz.
- siéntate y párate derechito, así ayudas a aumentar tu capacidad respiratoria y además proteges tu columna vertebral.
- haz ejercicios de repente, como el aspirar profundamente, retener un poco el aire y después exhalarlo.
- ventila los lugares en donde estás y evita que en ellos haya gases o humos.
y para prevenir enfermedades respiratorias podemos:
- protegernos del frío y de la lluvia usando ropa calientita y adecuada.
- taparnos la nariz y la boca al salir a la calle cuando hace frío.
- sonarnos diariamente para limpiar la nariz y no escupir en cualquier sitio.
- alimentarnos con mucha fruta y verdura que contenga vitamina c, como los cítricos o las guayabas.
- evitar estar cerca de personas enfermas y al hacerlo, cubrir la boca y nariz, sobre todo al toser o estornudar.
- no fumar nunca y pedir a las personas que fuman, que no lo hagan cerca de nosotros.
- evitar la humedad y secarnos rápidamente después de mojarnos por la lluvia o por nadar.

PRIMEROS AUXILIOS

En caso de que se presente asfixia

La incapacidad para incorporar aire a los pulmones produce asfixia y además de ser muy desesperante, puede ser mortal, ya que el ser humano no puede estar sin oxígeno más de 4 minutos sin que se presenten complicaciones o la muerte.
La asfixia puede ser provocada por un golpe fuerte en la espalda o estómago, por algún accidente que provoque la perforación de los pulmones, por alguna enfermedad como el asma, enfisema pulmonar o cáncer de pulmón, por reflujo gástrico que provoca el retorno de alimentos o ácidos estomacales al esófago y faringe o por la presencia de algún cuerpo extraño que se atore y obstruya la entrada y salida de aire.
Las señales de alarma que nos indican que una persona se está asfixiando son:
Dificultad para respirar y hablar, desesperación, vigilancia o sea silbidos al tratar de meter o sacar aire, coloración de labios y uñas azuladas o amoratadas.
En caso de enfermedad, el tratamiento es determinado por el médico, pero en caso de que la asfixia sea provocada por un cuerpo extraño atorado en la garganta, haga lo siguiente.
- si la persona está de pie, detenga su pecho con una mano y con la palma de la otra, dele cuatro golpes rápidos y fuertes en medio de la espalda.
- si está acostada, póngala de lado, deténgala con su rodilla y dele golpes en la espalda y pecho.
- si es un niño chiquito, póngalo boca abajo sobre su brazo y dele golpes en la espalda.
- si el objeto no sale, introduzca su dedo de forma horizontal en forma de cuña y barra de cachete a cachete, tratando de sacar el objeto, no lo haga con el dedo extendido porque puede empujarlo más.
- si la obstrucción no cede, ponga sus brazos alrededor de la cintura del accidentado, coloque sus manos una sobre la otra, con los pulgares en el estómago de la persona, entre el ombligo y las costillas y dele cuatro apretones fuertes, presionando de abajo hacia arriba. Ajuste la fuerza del apretón al tamaño de la persona, de lo que se trata es de provocar la salida del aire de los pulmones de forma abrupta para que éste expulse el objeto o bocado de comida atorado.
- si esto no funciona o si lo que el lesionado tiene atorado es un globo, plástico o pedazo de papel metálico, llévelo de inmediato al hospital.
- si al expulsar el objeto la persona no respira, dele de inmediato respiración artificial.
Para prevenir estos accidentes, no introduzca en su boca ningún objeto y al comer corte los pedazos de comida en trozos pequeños y mastíquelos bien. Acostumbre a los niños a hacer el mismo desde pequeños y no deje objetos como canicas, dulces grandes, botones o globos cerca de ellos.

Paro cardiorespiratorio en niños

Si nota que un niño no respira y no siente su pulso y latidos del corazón, busque ayuda médica inmediatamente. Las señales de alarma que puede presentar son:
inconsciencia, manifestada por falta de respuesta a la voz y a pequeños pellizcos en el hombro, falta de respiración, ausencia de pulso en la arteria del cuello y no se escucha el corazón al colocar la oreja debajo de la tetilla izquierda.
1. coloque al niño de espalda, boca arriba, sobre una superficie firme e incline su cabeza hacia atrás.
2. observe si se mueve el pecho o escuche cerca de la nariz si sale aire de sus pulmones.
3. si no respira, dele respiración de boca a boca. Ponga su boca abierta abarcando la nariz y la boca del niño o niña y sople para que entre el aire. Hágalo cinco veces rápidas y vuelva a observar la respiración.
4. si no ha empezado a respirar, coloque la yema de sus dedos índice y medio en el centro del pecho a la altura de las tetillas y detenga la espalda del niño con la otra mano.
5. presione en forma rápida y corta hacia la columna vertebral del niño y repita esto durante 5 veces seguidas, una por segundo y alterne con respiración boca a boca. 6. continúe así hasta que se restablezca el pulso y la respiración o llegue la ayuda médica
Paro cardirespiratorio en adultos
El corazón puede dejar de latir cuando hay algún accidente grave o una enfermedad, también cuando se presenta un infarto o cualquier problema cardiovascular.
Las señales de alarma son:
Inconsciencia manifestada por falta de respuesta a la voz y a pequeños pellizcos en el hombro, falta de respiración, ausencia de pulso en la arteria del cuello, no se escucha el corazón al colocar la oreja sobre el pecho.
Si hay otra persona, pídale que ella reanime la respiración mientras que usted lo hace en el corazón, si está solo haga lo siguiente:
1. coloque a la persona, boca arriba, sobre una superficie firme e inclínele la cabeza hacia atrás. Escuche el aire que sale por su nariz, si no respira, ábrale la boca y apriete la nariz con los dedos.
2. ponga su boca abierta sobre la boca del lesionado y dele cuatro respiraciones rápidas, revise si hay respiración.
3. si no se ha restablecido, coloque el talón de su mano en el centro del pecho del lesionado a la altura de las tetillas, ponga la otra mano encima de la primera y entrelace sus dedos.
4. con los brazos estirados oprima con fuerza y afloje rápidamente, repita esta operación 5 veces seguidas, una por segundo y dé respiración de boca a boca; continúe esta secuencia hasta que se restablezca el puso y la respiración.
5. en cuanto logre restablecer los latidos del corazón, ya no comprima más, pero continúe dándole respiración artificial hasta que la persona respire por sí misma.
Respiración artificial

Cuando una persona ha dejado de respirar, hay pocos minutos para salvarle la vida si una persona tiene dificultad para respirar o hay ausencia de la respiración, pérdida del conocimiento y labios amoratados son señales de alarma que indican que en pocos minutos puede morir.
- busque de inmediato ayuda médica.
- si hay lesiones en el cuello o espalda, no le mueva la cabeza y ábrale suavemente la boca.
- verifique en el cuello si hay pulso, si no lo encuentra al mismo tiempo que le da respiración boca a boca, presione con sus dos manos en el pecho a la altura de la tetilla izquierda, 5 veces seguidas y alternando con la respiración artificial.
- si no hay lesiones en el cuello o espalda, coloque a la persona boca arriba, con su mano eleve el cuello y póngale la cabeza hacia atrás para facilitar el paso del aire.
- apriete con suavidad la nariz del lesionado, coloque su boca sobre la boca de la persona y sople una bocanada de aire fuerte y profunda.
- retire su boca entre cada respiración, vea si se eleva el pecho y escuche si el aire sale de los pulmones.
- si es adulto repita esta operación de 12 a 18 veces por minuto hasta que la respiración se restablezca.
Si se trata de un niño:
- cubra con su boca la nariz y la boca del lesionado.
- aplique bocanadas cortas y menos profundas.
- si con la entrada del aire el pecho no se mueve, cheque si hay algún objeto obstruyendo el paso del aire y presione el pecho para que salga o dé palmadas en la espalda con el niño boca abajo sobre sus rodillas.
- repita la respiración boca a boca, varias veces


 


Horizontales

1. Es una protuberancia que forma parte del sistema respiratorio en los vertebrados.
4. Contracción involuntaria de los músculos de las paredes branquiales, se presenta con secreción de moco.
6 Órganos fundamentales de la respiración situados en la cavidad torácica.
7 Inflamaciones de los bronquios bronquitis

Verticales

5 cavidad situada en el interior de la nariz y separada por el hueso vómer fosas nasales
4actividad mediante la cual se hace el intercambio gaseoso.
3 es un órgano tubular, constituido por varios cartílagos en la mayoría semilunares. Además, comunica a la faringe con la tráquea.






EL SISTEMA RESPIRATORIO

1. El sistema respiratorio está compuesto por:

A. pulmones, corazón, esófago y laringe
B. pulmones, fosas nasales, laringe y tráquea.
C. tráquea, laringe, esófago y faringe

2. el sistema respiratorio es.

A. serie de tubos por donde circula el aire.
B. sistema encargado de la transfusión de sustancias entre órganos.
C. sistema encargado del intercambio gaseoso en el cuerpo.

3. la neumonía es:

A. una infección aguda de los espacios alveolares, causada por bacterias y virus.
B. contracción involuntaria de los músculos de las paredes bronquiales.
C. una afección causada por factores ambientales como el consumo de cigarrillo.

4. la función de los movimientos respiratorios es:

A. permitir la entrada y la salida del aire de los pulmones.
B. contraer los músculos intercostales y el diafragma.
C. renovar constantemente el aire de las cavidades respiratorias.

5. parte del aparato respiratorio que se comunica con la faringe en su parte superior y con la tráquea por la inferior

A. bronquios
B. laringe
C. pulmones

Bibliografía:
• enciclopedia encarta 98
• gran enciclopedia universal interlibertomo “ciencias naturales” páginas 202-22
• “bios 3” ciencias de la naturaleza capitulo: “ el sistema respiratorio”
• paginas de internet:
www.ole.es -- dentro de ciencias naturales.
www.icarito.com - enciclopedia online muy útil y bien organizada.
Páginas personales de diversos buscadores
www.enciclopedias.com es un directorio con varias enciclopedias online y además un punto de venta para enciclopedias normales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada